Blog

/
13ago2013

Cómo lograr más haciendo menos

  • By Infocomercial.com
  • 3 Etiquetas
  • 0 Comments
Ya a principio de los años 90 Dale Carnegie anticipaba la necesidad de convertirnos en líderes diferentes si queríamos ser exitosos en el novedoso mundo de los negocios que hoy es nuestra realidad diaria.
 
Ya no es suficiente impartir órdenes para que se cumplan sin más. Los jefes que tuvimos o en los que nos convertimos ya no son efectivos porque los trabajadores y el mundo entero ha cambiado.
 
¿Estás dispuesto a desafiar algunas ideas antiguas sobre ser jefe? ¿Te gustaría alcanzar tus objetivos con éxito y de manera más fácil? ¿Te atreves a descubrir el Líder que llevas dentro tuyo?
 
Entonces te cuento que la Clave del Éxito está en la manera en que te relacionas con la gente.
 
Muchas veces me han preguntado ¿Líder se nace o se hace? ¿Es posible que toda persona se convierta en un líder? En mi opinión, toda persona que “quiere”, “puede”. El liderazgo es una habilidad que parte de una actitud y va hacia un objetivo, quien tenga claro cómo generar la actitud y hacia dónde quiere ir, entonces es un líder en formación!
 
Creo que cada uno tiene una idea de lo que implica un Líder, cómo se ve, qué dice, qué hace, pero todo eso tiene más que ver con nuestras necesidades como liderados que con la identidad del líder, si es que hubiera alguna.
 
Convertirse en un Líder eficaz puede ser más simple de lo que imaginamos. No se trata de copiar o imitar a otro, sino más bien de descubrir nuestras fortalezas personales y empezar a mostrarnos de manera más genuina ante los demás. Puede que esta idea nos haga sentir más vulnerables e indefensos, sin embargo es la herramienta más efectiva para captar la atención y lograr el respeto de nuestros subordinados. Aunque no lo tengamos muy presente, desde niños aprendemos mejor lo que “vemos” que lo que nos “dicen”. Por eso es más efectivo y menos estresante un liderazgo basado en conductas coherentes con el discurso, que otro liderazgo que no hace lo que dice, porque inspira desconfianza y falta de compromiso en los colaboradores que, al no estar personalmente motivados, nos demandará reuniones grupales, individuales, recordatorios, mails, monitoreo, e infinidad de acciones que sobrecargan nuestra agenda y nuestro día de trabajo impidiendo que nos dediquemos a lo que realmente debemos hacer y/o nos gusta.
 
También es importante saber que no existe un único modelo de líder eficaz porque una persona puede ser muy exitosa en una empresa y en otra no tanto. El factor condicionante es el contexto, cuál es la cultura de la organización, cuáles con las características del grupo a liderar, por eso algunos dicen que cada grupo tiene el líder que merece o el que necesita. 
 
En definitiva, por dónde podés empezar para convertirte en un Líder eficaz para la nueva generación de negocios y empleados? Preguntándote:
  • Conozco mis fortalezas personales y profesionales con exactitud?
     
  • Qué tiempo destino para comunicarme con mi equipo y con qué estilo lo hago? Cómo creo que se sienten?
     
  • Motivo a los demás? Haciendo qué? A todos por igual? Qué resultado obtengo?
     
  • Hablando con otra persona, escucho y me intereso genuinamente en lo que dice o no escucho pensando otras cosas que tengo para hacer?
     
  • Ante opiniones diferentes a la mía, doy tiempo y presto atención para entender el punto de vista del otro? Pienso que es un obstáculo o una oportunidad de aprendizaje y de generar algo nuevo?
Piensa que el Líder funciona a partir de que sus seguidores lo acreditan como tal, reconociendo su pensar y accionar como valioso. Esta autoridad solemos otorgarla a las personas que nos respetan como personas y que nos inspiran confianza. Qué estás haciendo hoy para que tus seguidores te elijan?

Lic. María Belén Peraita
Bamboo Consultores RRHH
mbperaita@bambooconsultores.com

COMMENTS